sábado, 21 de enero de 2017

Serie S de Gibson: La nueva línea de guitarras super económicas de Gibson


La legendaria compañía con base en Nashville, ha lanzado para este 2017 una nueva línea, conocida como “S series”, cuyas características más resaltantes son su bajo precio y su extensa gama de colores.

La nueva línea comprende cinco modelos que incluyen dos Les Paul, con cuerpos de Fresno Americano (Swamp Ash) para la Custom Studio y de caoba para la Custom Special; la SG Fusion también con cuerpo de caoba, junto con las Firebird Fusion y M2, con cuerpos de álamo.

Todas comparten un muy similar mástil de arce encolado y diapason de palorosa con radio de 12” y 22 trastes, a excepción de la SG que tiene 24. De igual manera, todos los cuerpos vienen en acabado nitro brillante con una extensa paleta de colores, y los controles se reducen a los básicos pot de volumen, pot de tono y el switch de tres posiciones.

Los dos modelos más interesantes de esta nueva línea, especialmente para la gente con presupuestos cortos, son la Firebird Fusion y la M2.


La Firebird viene equipada con los micrófonos Gibson DS-C, que son humbuckers de imán cerámico, hechos en USA. Aunque las opiniones son diversas sobre diferentes aspectos de la guitarra, no hay malos comentarios sobre estos pickups, que se reportan como de salida media/alta. Este modelo se ofrece por un precio de $499 en USA.


Por el lado de la M2, el cuerpo extra delgado, heredado de la Melody Maker (probablemente de allí el nombre) la convierte en una guitarra muy ligera, y el uso de micrófonos llamados Gibson Pro-bucker (no, no son hechos en USA, y tampoco son los de Epiphone), permiten a Gibson ofrecer este modelo por solo $399 en USA.

Tal como son casi unánimes las opiniones positivas sobre los DS-C que también llevan las versiones de Les Paul y SG de la línea, es casi unánime la percepción negativa sobre el puente warp-around ajustable que comparte toda la serie S. debido a que el puente se inclina sobre los tornillos de montaje, no permite un correcto ajuste de la acción en algunos casos. Para muchos el cambio del puente es casi obligatorio.

Aún teniendo que cambiar el puente, la Firebird Fusion y la M2 son opciones a considerar para los que quieren: A) una guitarra de mástil fijo y acabado de nitrocelulosa (no conozco ninguna asiática con ambas características); y/o B) una guitarra que diga Gibson y Made in USA en el clavijero (de verdad), por el dinero de una Standard mexicana.

Ya los modelos de SG y LP pudieran no ser tan recomendables, pues al sumarle los $50-100 del posible reemplazo del puente, el presupuesto se acerca mucho al siguiente nivel de la gama Gibson, que ofrece mejores opciones, a menos de que estés definitivamente enamorado del Light Green o el Strawberry Milk.

* Imágenes de www.gibson.com


loading...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

loading...
*